Pon tu mirada en Cristo


Es muy fácil mirar más el dolor o la desesperación por la que estamos pasando que ver quién es quien nos sostiene, y cuando nos enfocamos en lo que vemos a nuestro alrededor, nos olvidamos de mirar hacia arriba.


"Dice Salmo 121:1-2 Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? 2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra."


Te animo a que después de este mensaje puedas re-enfocar tu mirada a Cristo.


Hoy quiero compartir 3 razones por las que no debemos quitar nuestra mirada de Cristo


I. Nos desenfocamos de Cristo.


Cuando tratamos de hacer todas las demás cosas nos olvidamos de lo mas importante.


Marta quiso agradar a Jesús con sus obras, quiso darle cuando en realidad ella debía estar lista para recibir como María;


“Marta, Marta —le contestó Jesús—, estás inquieta y preocupada por muchas cosas pero sólo una es necesaria. María ha escogido la mejor, y nadie se la quitará.”


Lo necesario era escuchar al maestro, María hizo a un lado todas las distracciones que la desenfocaban del Señor, y en este caso una de las distracciones era el mismo servicio.


A veces nos pasa igual, nos desenfocamos de lo que es mas importante, en estos tiempos que estamos viviendo quiero animarte a que no se nos olvide, mira muchos de nosotros estamos enfocándonos en nuevas maneras de compartir la palabra, para algunos es nuevo usar el internet, he visto pastores que antes no querían usar internet y ahora lo están haciendo, y que bueno que todos estemos buscando maneras nuevas y diferentes para llevar la palabra de Dios, pero que tampoco esto sea algo que consuma nuestro tiempo y nos desenfoque de lo que es mas importante.


Cuando nos desenfocamos de Cristo es igual a perder nuestra dirección al dejar de seguir un faro en el mar. Los marineros se perderían si no siguieran la luz que el faro da para ellos.

Te animo a que no te desenfoques, no nos vaya a pasar como a Jacob cuando soñó con Dios y no se dio cuenta que en realidad estaba Dios ahí:


“Al despertar Jacob de su sueño, pensó: «En realidad, el Señor está en este lugar, y yo no me había dado cuenta.»” Génesis 28:16


II. Tenemos más riesgos de pecar.


Cuando quitamos nuestra mirada de Dios y la desviamos a otro lugar y damos oportunidad para caer en pecado.


“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.” Mateo 22:37 RVR1960


Jesus sabia que si nuestra mente se enfoca en otras cosas vamos a pecar con facilidad, es cierto, todos somos pecadores, todos cometemos pecado pero poniendo nuestra mirada en Cristo es que nos fortaleceremos cada día hasta llegar a la estatura de varón perfecto.


-Hay una pregunta que un muy querido amigo me compartió y es Jesus preguntándole:


“¿En qué piensas cuando no estas pensando en mí?“


Esta pregunta nos enseña qué dejar de amar a Dios con nuestra mente, daremos oportunidad al pecado. La mente también la conocemos como nuestra conciencia, y es allí donde nuestra naturaleza pecadora comenzara a hablarnos e invitarnos a pecar, a satisfacer nuestros deseos carnales.

III. Nos hundimos.


Por ultimo, quitar nuestra mirada de Cristo nos llevara a hundirnos.


Tenemos la historia de Pedro cuando Jesus camina sobre el agua...


“Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?” Mateo 14:28-31 RVR1960


Pedro tenia en su mirada a Cristo, él se bajó de la barca y comenzó a caminar sobre el agua, pero todo cambió cuando Pedro comenzó a ver el “fuerte viento” él quito la mirada de Cristo.


No se cual sea la situación en la que estas viviendo ahorita, pero mira, los vientos fuertes siempre estarán en las tormentas, no quites tu mirada de Cristo porque comenzaras a hundirte, pon tu mirada en Cristo.


La biblia dice que Pedro se bajó del barco y caminó hacia donde estaba Jesus, después se comenzó a hundir, no se hundió de golpe, ahora fíjate lo que dice después..


"Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?”


Y el ver 32 “Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento.” Mateo 14:32 RVR1960

Déjame preguntarte algo,


¿Cómo crees que regresaron a la barca? Crees que Jesus iba cargando a Pedro? Pedro caminó junto a Jesus sobre el agua para llegar a la barca, dice el versículo 31 que "Jesus extendió su mano y lo levantó."


Si tu te estas hundiendo en estos momentos es tiempo de que vuelvas tu mirada a Cristo, el te levantará y te hará caminar sobre las aguas junto con el, solos nunca podremos pero con Cristo todo lo podemos, no dudemos, no veamos los vientos fuertes, no importa cual sea la situación que esté a nuestro alrededor, no quitemos la mirada de Cristo, si la quitas te vas a desenfocar, vas a pecar con facilidad y te vas a hundir, vuelve tu mirada a Cristo.


Pastor Dr EV Hill en una de sus predicaciones dijo hablando de la crucifixión de Cristo.


El diablo y sus demonios creyendo que estaban derrotando al hijo de Dios.

“Lo estaban haciendo bien cuando estaban preparando a Jesús para la cruz.

Estuvieron haciendo bien durante mucho tiempo mientras lo estaban azotando.

Estaban haciendo bien siempre y cuando que tuvieran a Cristo en el suelo y lo clavaran en su lugar. Pero su error fue que lo levantaron.

Cuando levantaron a Jesús cumplieron con las Escrituras:


“Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo.”

Juan 12:32 RVR1960


Jesus fue levantado para que todo el mundo lo vea y sea salvo, pon tu mirada en Cristo


Como puedes mantenerte enfocado a Cristo?


  • Conoce a Cristo

  • Lee la biblia

  • Mantente en Oración

  • Estudia su palabra

  • Comparte de Cristo a otros.


Te quiero dejar con esta Palabra:

“¡Todas esas personas están a nuestro alrededor como testigos! Por eso debemos dejar de lado el pecado que es un estorbo, pues la vida es una carrera que exige resistencia. Pongamos toda nuestra atención en Jesús, pues de él viene nuestra confianza, y es él quien hace que confiemos cada vez más y mejor. Jesús soportó la vergüenza de morir clavado en una cruz porque sabía que, después de tanto sufrimiento, sería muy feliz. Y ahora se ha sentado a la derecha del trono de Dios.”

Hebreos 12:1-2 TLA


No te detengas y conoce a Cristo hoy, si deseas platicar mas al respecto, no dudes en enviarnos un mensaje visita www.iempullman.online/contact para mas información.


Dios te bendiga

Carlos Medina

9 vistas

©2020 by Iglesia Misionera en Pullman.